Hoy es bastante fácil iniciar un conflicto social y la respuesta es muy lenta, lo que provoca que el problema finalmente escale, advirtió el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Raúl Jacob.

“La pérdida de producción minera por los conflictos sociales ha sido de US$ 790 millones, a la par de un impacto de S/ 740 millones en impuestos y regalías mineras dejados de recaudar”, señaló Jacob con base en una estimación al 30 de setiembre.

“Normalmente no habían conflictos en las operaciones mineras, sino que eran más bien en los proyectos (antes de entrar a operación). Desde esta administración se ha aumentado la tolerancia a estos conflictos. Es una situación que no se puede sostener, pues no se aprovechan los recursos que tiene el país. Se tiene que respetar el estado de derecho, pues, por ejemplo, con Quellaveco (en referencia a la disputa por los derechos del agua) vemos que se está dejando de lado ocho años de trabajo en permisos” dijo en el marco del Moody’s Inside LatAm Perú 2022.

Raúl Jacob destacó que, en producción de cobre (principal metal exportado por Perú), actores del sector como Southern Copper tienen bajos costos, frente a un precio actual de US$ 3.46 la libra, aunque se necesita un entorno con garantías para iniciar los proyectos.

“A pesar de todas las preocupaciones que hay, las compañías mineras tienen balances sólidos. Hay proyectos, pero muchas compañías están esperando un entorno más favorable para entrar en un ciclo de inversión. Por ahora no se ve como algo factible, pero la oportunidad está, enfatizó.

El representante de la SNMPE puso énfasis en la actualidad más retadora de los principales demandantes de cobre a nivel mundial, lo que significa un desafío para el sector minero por el impacto en las cotizaciones del commodity.

“En China, un crecimiento de 2.5% se siente como una recesión. Tenemos a Europa en recesión y a Estados Unidos con un ciclo importante de alza tasas para contener la demanda. Esperamos que la recesión no sea fuerte y en el momento que pase, lo que deberíamos ver es un regreso de mejores precios (del cobre) sobre todo si coincide con una depreciación del dólar, que se ha venido apreciando mucho”, indicó.

Jacob acotó que un atenuante para esas previsiones de menor demanda son los bajos inventarios del metal, sobre todo considerando que el cobre a nivel mundial ha seguido con crecimiento en su consumo.

Fuente: El Comercio

MCE CONSULTORES ASOCIADOS

MCE CONSULTORES ASOCIADOS

Gestión Empresarial | Gestión de Personas | Sistemas Integrados de Gestión
Previous post Perenco evalúa dejar el Perú al no poder explotar lotes 39 y 67 por potencial reserva indígena
Next post Comunidades realizan nuevo bloqueo del Corredor Minero en Espinar

Deja un comentario

Perfiles en Redes Sociales
A %d blogueros les gusta esto: