ARBIO Perú: tecnología para la conservación del bosque en Madre de Dios

Spread the love

Con financiamiento de ProInnóvate se renovó la plataforma digital de adopción de árboles y hectáreas

La plataforma digital cuenta con un nuevo diseño que optimiza la usabilidad y mejora la experiencia del usuario en su recorrido hacia la adopción de un árbol o hectárea simplificando las funciones. Foto: ARBIO

De la mano con la tecnología, la ingeniera forestal Tatiana Espinosa, junto a sus hermanas Rocío y Gianella, han logrado conservar casi mil hectáreas de bosque en Madre de Dios, que fueron otorgadas en concesión por el Estado peruano. Ellas desarrollaron una plataforma digital para que personas de todo el mundo adopten un árbol o hectáreas del bosque como una forma de financiamiento para continuar con las acciones de protección y conservación de áreas y especies amenazadas.


Todo empezó en el 2010, luego de que Tatiana Espinosa regresara de Costa Rica, a donde fue a estudiar su maestría en manejo y conservación de bosques tropicales.
En ese país -reconocido como un referente en la conservación de bosques- vio de cerca cómo el gobierno pagaba 60 dólares por hectárea para conservar y mantener el bosque en pie. Se trata de un programa de pago por servicios ambientales implementado en 1997. La iniciativa le pareció tan interesante que a su regreso no dudó en replicarlo en nuestro país y así nació ARBIO.

“Decidimos crear una plataforma web que es como un sistema de crowdfunding para mantener los costos operativos, conservar y seguir investigando el bosque”, comenta Tatiana Espinosa a la agencia Andina, la ingeniera forestal formada en las aulas de la Universidad Nacional Agraria La Molina.
Para el 2012, las hermanas Espinosa ya contaban con una plataforma web de adopción de hectáreas del bosque. De esta manera, cualquier persona podía ser parte de la conservación del bosque de manera fácil, rápida y directa. 


“Al principio nos costó bastante, tuvimos que comprar imágenes satelitales de alta resolución, pero sacamos adelante la plataforma en la cual cualquier persona en el mundo puede escoger una hectárea y adoptarla por un año. En un inicio costaba 50 dólares, ahora el costo es de 100 dólares y son las empresas las que más adoptan hectáreas”, explica Tatiana Espinosa.


Seis años después, dieron un paso más y decidieron lanzar la plataforma digital de adopción de grandes árboles en peligro de tala.


“Una persona puede apadrinar un árbol por un año en tres simples pasos y conocerlo. Nos escriben y coordinamos las fechas de ingreso al bosque. Por la pandemia se paralizó, pero seguimos virtualmente. Ahora hemos sacado nuevos productos como el árbol del recuerdo para las personas que han fallecido o pueden adopta un árbol centenario o milenario en memoria de esa persona querida que partió. Hay que ser creativos para atraer más gente, me encantaría que se ponga de moda, que todos adopten un árbol en la Amazonía”, comenta emocionada Espinosa.


Por cada apadrinamiento del árbol amazónico shihuahuaco o alguna otra especie como anacaspi, pijuayo, manchinga, lupuna o cedro, le llegará de manera digital un certificado personalizado por correo electrónico.


Protegiendo a los gigantes de nuestra Amazonía


El bosque de ARBIO, por su ubicación a solo 30 kilómetros de la carretera Interoceánica, tiene en riesgo sus grandes árboles, muy cotizados por su madera. La ingeniera señala que a muchos les tomó miles de años formarse por eso son irremplazables. De acuerdo a los estudios que han realizado en la zona, el 16% de toda la población forestal evaluada tiene más de 1000 años de edad, incluso han encontrado árboles de 1300 años de edad en el bosque y aseguran que debe haber hasta más antiguos.

Esto nos refuerza a seguir estudiando el bosque, por ello contamos con especialistas, guardaparques y se hace patrullaje a nivel terrestre y fluvial. Destruir esta megadiversidad para luego recuperarla, es imposible”, enfatiza.
Precisamente uno de los árboles que más han investigado es el Shihuahuaco porque es la especie que más se está extrayendo. Es uno de los más grandes y antiguos árboles de la Amazonía, refugio de especies como los guacamayos o águilas arpías. Sin embargo, la tala incontrolada de este «gigante del Amazonas» por parte de la industria maderera está provocando que estén en peligro.
“Estos árboles pueden sobrepasar los 60 metros de altura, son de las especies más altas y antiguas del Amazonas y su ritmo de crecimiento es lento”, comenta Espinosa, quien recibió el premio “Jane Goodall hope and inspiration Ranger Award”, otorgado en el 2019 por su labor de protectora de los árboles. Es la primera latinoamericana que ha obtenido este galardón.
La situación es preocupante, según cifras de ARBIO. Durante el 2021, fueron deforestadas 200,000 hectáreas de bosque en el Perú, por eso, alerta a las autoridades a trabajar en conjunto para frenar o reducir estas cifras. 


Renovando la plataforma


Con el fin de continuar con el trabajo de protección y conservación de estos monumentos naturales que son la base del equilibrio del ecosistema, el Programa Nacional de Desarrollo Tecnológico e Innovación – ProInnóvate del Ministerio de la Producción, otorgó financiamiento a ARBIO para renovar su plataforma digital de adopción de árboles y hectáreas.


Desde el año pasado al mes de marzo del 2022 se trabajó en la renovación de la web. Se desarrolló un nuevo diseño que optimiza la usabilidad y mejora la experiencia del usuario en su recorrido hacia la adopción de un árbol o hectárea simplificando las funciones.


“La persona podrá visualizar y verificar online en Google Maps su árbol o hectárea, cuenta con dos idiomas inglés y español, y la conexión virtual del adoptante es por medio de su cuenta de usuario en la plataforma”, precisa.


La ingeniera Tatiana Espinosa anhela en que se pueda crear una comunidad para que la iniciativa se replique en otras áreas y que los árboles de las otras concesiones ingresen a la plataforma y así más personas los adopten.  Para las personas y empresas interesadas en conocer  más de la plataforma ingresa aquí 

Fuente Andina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.